Catedral Ortodoxa en Marbella

Ignacio García, el arquitecto elegido por la Fundación Iniciativa Ortodoxa propulsora de la construcción del primer templo ortodoxo ruso que se va a construir en Marbella, en la zona de Lorcrimar, ha explicado a Tribuna Express que una construcción de estas características, que va a costar en torno a los tres o cuatro millones de euros, supondrá un revulsivo para la ciudad.

Solo la edificación supondría dos millones, y el resto se invertiría en decoración y ornamento interior, ya que estos templos suelen amueblarse con obras de arte de incalculable valor.

Ignacio García asegura que “el proyecto reúne las condiciones necesarias para que la Catedral y el Centro Cultural se conviertan en un hito arquitectónico emblemático que trascienda los horizontes de nuestra geografía”.

Algunos detalles de la Catedral.

Ignacio García arquitecto del futuro templo y la Fundación Iniciativa Ortodoxa desvelan algunos detalles del proyecto de construcción de una Catedral que va a acoger a miles de fieles de la Costa del Sol.

Si hasta ahora los fieles rusos se reunían en un local de San Pedro con una capacidad de 150 personas, con esta iglesia el aforo se ampliará a 500.

Por petición expresa de la Fundación, el diseño renuncia a la arquitectura de autor en lo formal, para que el templo sea respetuoso con los cánones tradicionales.

El arquitecto Ignacio García adelanta que “el principal rasgo distintivo de la Catedral será su facilidad para ser reconocida por cualquier persona de cultura rusa”.

El templo contará con las características clave de este tipo de construcción. El elemento exterior más admirable son las cúpulas, y la tradición es que sean doradas. La más popular, en forma de bulbo o cebolla, se parece a la llama de una vela.

En cuanto al anexo con el que va a contar la iglesia, el arquitecto explica que “será un centro cultural con salones para celebraciones religiosas, encuentros con personalidades del mundo de la cultura y las artes. Además, se construirá una biblioteca rusa y espacios para servicios diversos destinados a la docencia, administración y una residencia para el párroco y su familia”.

Desde la propia Fundación añaden que en este espacio cultural también se van a impartir clases de ruso y se transmitirán las tradiciones a los más pequeños.

Gran simbolismo.

IGGA-catedral-58

Ignacio García, conocedor de la tradición cristiana rusa, cuenta algunos de los simbolismos del templo. “El número de cúpulas de una iglesia tiene una gran importancia. Por ejemplo, una cúpula simboliza a Cristo; dos, a las dos naturalezas del Hijo de Dios; tres, la Santísima Trinidad; cinco, Cristo con los cuatro evangelistas; siete, los siete sacramentos o los siete concilios ecuménicos; nueve, la jerarquía celestial; trece, Cristo con los doce apóstoles…”.

Otra característica de un templo ortodoxo se refiere a su distribución. La “anteiglesia” y la “parte central”, que se encuentra más cerca del altar, hoy en día no tienen división salvo en lo formal. Otra de las partes es el “presbiterio”, la más importante de la iglesia, donde se encuentra el altar principal. Y situado detrás del presbiterio, el “lugar celestial”, que es probablemente la zona más sagrada de la Catedral. “En general, el templo ortodoxo es un mundo complejo, que cuenta con muchísimas características llenas de simbolismo. Desde la decoración, el ornamento, la cruz ortodoxa de ocho brazos, hasta el tratamiento de la luz y del sonido, entre otras”, asegura Ignacio García.

Fotografías – Arcipreste Dmitry Osipenko e Ignacio García, arquitecto del futuro templo.

Una gran comunidad.

La comunidad ortodoxa rusa en Marbella es la única de la Iglesia Ortodoxa Rusa, ante el Patriarcado de Moscú, para el Sur de España y para toda Andalucía. Reúne a rusos, ucranianos, bielorrusos, georgianos, moldavos y representantes de muchas otras nacionalidades procedentes de la antigua Unión Soviética.

Por eso, la cesión de este terreno por parte del Ayuntamiento ha sido muy bien recibida por la Fundación Iniciativa Ortodoxa, a cuyo frente se encuentra el arcipreste Dmitry Osipenko, quien añade que “además, nos alegra mucho que este solar esté cerca de Puerto Banús”.

Financiación.

Según el padre Osipenko “la construcción de la Catedral será posible gracias a las donaciones privadas y a la realización de eventos benéficos. El primero en apoyar y promover esta iniciativa ha sido el Grupo Editorial Comunicaciones Rusas en España. Todos los fondos que se recauden en el Baile Benéfico Navideño que se celebra en diciembre también irán destinados a esta causa”.


PDF Prensa Proyecto Web

Noticias relacionadas | Related news

Los comentarios están cerrados.