El primer campo de golf ecológico de Cuba

El primer campo de golf ecológico de Cuba, Golf Club Buenavista, es un campo de golf hecho con materiales ecológicos que da una gran importancia al medioambiente.

Con estas palabras el arquitecto diseñador de la inversión Ignacio García inició la presentación del proyecto en uno de los hoteles de los Cayos de Villa Clara en el evento convocado por la entidad inversionista Almest para que los especialistas cubanos del GTT / UTIT hicieran sus consultas al proyectista general de la inversión en presencia de los especialistas de Emproy Villa Clara y de las empresas participantes en el desarrollo, construcción y explotación del campo de golf (GAE, Gaviota, UCM, CBG).

Salido de la factoría de diseño del estudio de arquitectura “Ignacio García Golf Arquitectura” que dirige Ignacio García, Golf Club Buenavista Championship Golf Course 18 hoyos es un campo armónicamente insertado en la naturaleza que ocupa 80 hectáreas de las más de 200 hectáreas disponibles en la localidad de Dolores perteneciente al Polo Turístico de Cayos de Villa Clara. Sus dos recorridos ofrecen al jugador una gran variedad de juego y estrategias en un entorno natural de alto valor ecológico y paisajístico. El diseño sigue las normas USGA para que, una vez construido, forme parte de los mejores campos de golf de El Caribe y para que albergue en él cualquier tipo de competición de nivel internacional. Pero, sobre todo, lo que más destaca del proyecto por su innovación y avance es su respeto medioambiental y cultural que lo convierten en el primer campo de golf ecológico de Cuba.

El diseño no sólo atiende a objetivos deportivos y turísticos de nivel internacional, sino que además contempla criterios exigentes de mantenimiento de las condiciones ambientales y la mejora de las condiciones de los terrenos en Dolores, comentó el arquitecto proyectista general Ignacio García a los asistentes. 

“Nosotros apostamos por el desarrollo sostenible de los campos de golf en la convicción de que diseñados, construidos y gestionados convenientemente los campos de golf proporcionan valores positivos para la sociedad y para el medio ambiente. Por ello, la documentación técnica del proyecto ejecutivo que hemos elaborado contempla un estudio de reforestación y plantación de especies arbóreas y arbustivas de carácter autóctono y de bajo consumo hídrico. Así como un conjunto de planes específicos para el fomento de la biodiversidad de la zona, de acuerdo con las características del terreno, que contribuirán a la mejora del paisaje”.

El exhaustivo Diagnóstico Medioambiental Preliminar elaborado por el estudio de arquitectura español no sólo sirve de piedra angular para el Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental que está elaborando la agencia ambiental de Geocuba, sino que además ha servido al proyectista para establecer un diseño ecológico de la instalación que responde a las condiciones del emplazamiento.

Una de las propuestas ecológicas que contempla el proyecto es el establecimiento de un centro de experimentación en los terrenos del campo de golf que permita la rigurosa selección de las variedades cespitosas que se sembrarán en el campo de golf. La observación del comportamiento de dos variedades paspalum vaginatum y dos variedades cynodon dactilon expuestas a las aguas de irrigación y características climatológicas y de suelo y subsuelo presentes en los terrenos determinará cuáles responden mejor a las condiciones del lugar.

0.IGGA-cuba-red-44

Otra de las medidas ecológicas introducidas en el proyecto es la construcción de lagunas ecológicas con la arcilla natural presente en los terrenos, ya que reúne las condiciones necesarias para su empleo en la impermeabilización de las lagunas sin afectación a las aguas subterráneas.

Se trata de un método constructivo natural que abarata considerablemente los gastos de ejecución y que incrementa el valor medioambiental del campo de golf. La compra e instalación de láminas geotextiles multiplicaría el presupuesto de ejecución de obra y reduciría el número de lagunas (que ocupan más de 13 hectáreas de superficie del campo de golf) y los beneficios ambientales para la avifauna que aportan las lagunas ecológicas tal y como han sido diseñadas.

El sistema de drenaje especialmente diseñado con canales naturales donde se recogen las aguas pluviales y, en su caso, excedente de riego para que no se pierdan y se recojan en las lagunas ecológicas.

La construcción de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTR destinada a recoger todas las aguas residuales del populoso municipio de Caibarién para convertirlas en aguas aptas con las que regar el Campo de Golf y las zonas verdes de la Casa Club – también diseñada por la firma española.

La construcción de un sistema de riego inteligente apto para el uso de aguas residuales con los que preservar las aguas potables de los pozos existentes para el consumo de la población y no para el riego del campo de golf.

Son otras de las medidas “verdes” que aporta el diseño de Golf Club Buenavista.

Asimismo, la construcción de viales ecológicos interiores hechos con materiales reciclados y naturales que reducen la elevada refracción solar que ocasionan los materiales bituminosos. Y el empleo de fertilizantes orgánicos con liberación lenta y tratamientos fitosanitarios de muy baja toxicidad y baja permanencia, que no contaminan las aguas subterráneas como los utilizados por los agricultores del lugar desde tiempos ancestrales.


PDF Golf Prevención

Noticias relacionadas | Related news

Los comentarios están cerrados.