La primera nave de golf en 60 años en Cuba

El estudio de arquitectura Ignacio García Golf Arquitectura ha diseñado la nave de maquinaria y mantenimiento de Golf Club Buenavista además de la Casa Club y el campo de golf en Dolores (Caibarién), junto a la cayería Norte de Villa Clara, una de las seis reservas naturales de la Biosfera que hay en Cuba y que da nombre al club.

La firma española garantiza el diseño integral de la nave con prescripciones técnicas de naturaleza ecológica y respetuosa con el medio ambiente. De este modo es posible la máxima integración medioambiental, cultural y patrimonial de la nueva infraestructura al entorno de influencia.

Los arquitectos españoles han concebido una nave sin desentonos en comparación con el entorno local para que no choquen con la estructura de fondo y el patrón que impone el paisaje. La selección de los colores, texturas y materiales se han mezclado convenientemente con el entorno y el edificio está dotado de medidas de control de residuos, energía y consumo de agua.

Características generales.

IGGA-buenavista-nave-01La nave está destinada a albergar el «parqueo» de maquinaria necesaria para el mantenimiento del campo de golf. Así como, las dependencias para el personal encargado del mantenimiento, compuesto por un jefe de mantenimiento -greenkeeper o superintendente-, un capataz, dos mecánicos, dos fontaneros, dieciocho jardineros, dos trabajadores para el campo de prácticas y un jardinero específico para el área de la Casa Club.

Además la nave incorpora las funciones de almacén general de maquinaria y herramientas, almacén de fitología y otros -función de nave de maquinaria- y de administración y formación de personal -función de nave de mantenimiento.

Arquitectura.

IGGA-buenavista-nave-03El volumen de la nave está definido por dos alturas diferentes de cubierta. La altura mayor linda con el vial entre Caibarién y Yaguajay. Su cubierta, cuya caída de pendiente se produce hacia dicho margen, es de fibrocemento. La zona de menor altura corresponde a las dependencias del personal y es la que muestra fachada y vistas al campo de golf. Su cobertura es de teja criolla, en consonancia con la Casa Club. Aunque la nave se encuentra en un lugar apartado del campo de golf, su diseño consigue una buena integración en el paisaje generado por el mismo.

El área que circunda a la nave está concebida para realizar labores relacionadas con el mantenimiento, por lo que en ella se disponen, además del «parqueo» para los trabajadores, áreas de lavado para las máquinas, de repostaje de combustible y de acopio de materiales para el campo de golf -tierra vegetal, arena de construcción, para bunkers y de recebo.

La introducción de ventilación en la nave es uno de los aciertos del diseño.

Ignacio García Golf Arquitectura ha conseguido una ventilación cruzada permanente que ayuda a mantener una temperatura adecuada, una medida fundamental en un destino caribeño como éste.

La nave cuenta con una serie de huecos de ventilación cenital en el plano superior vertical que se origina por la diferencia de altura entre ambas cubiertas inclinadas. Por estos huecos circula el aire desde las ventanas de las fachadas hacia ellos o viceversa, dependiendo de la dirección del viento.

Distribución y programa.

Planta

La nave tiene una distribución de tres crujías, una central de circulación de maquinaria y personal y dos laterales para el «parqueo» de maquinaria y para las dependencias del personal: una oficina para el greenkeeper situada junto a la puerta de acceso de la nave que le permite observar quién entra y sale de la nave. Una sala de personal contigua a la oficina y dotada de aseos, duchas, taquillas, mobiliario para reuniones y comidas. Un almacén general y otros almacenes especializados de fitología, de semillas y fertilizantes, y de repuestos de riego. Un taller de maquinaria y un área de trabajo. El «parqueo» de maquinaria se produce una vez traspasadas estas dependencias laterales.

El programa de la nave se extiende al área exterior de la misma, que está delimitada por una cerca. Consta de un área de lavado de máquinas -previo a su «parqueo»- junto a la puerta de acceso al interior de la nave. Una zona de «parqueo» de personal donde la cubierta se prolonga para dar sombra a los vehículos. Una zona de repostaje de combustible y cuatro contenedores para el acopio de materiales.


PDF Golf

Noticias relacionadas | Related news

Los comentarios están cerrados.