Por un golf más accesible

El primer campo de golf ecológico de los Cayos de Villa Clara, “Golf Club Buenavista”, tendrá una Casa Club diseñada por “Ignacio García Golf Arquitectura” que garantiza la accesibilidad a los usuarios que sufran algún grado de minusvalía o discapacidad.

A estos efectos el estudio de arquitectura español, proyectista también del campo de golf, ha considerado el grado más restrictivo, el de usuario de silla de ruedas.

Aunque en Cuba no existe ninguna normativa específica que regule la accesibilidad, los arquitectos especialistas cubanos del Grupo Técnico de Turismo (GTT) y de la Unidad Técnica de Inversiones Turísticas (UTIT) acogieron la propuesta del arquitecto Ignacio García con gran entusiasmo.

Será la Casa Club del campo de golf que se va a construir en los cayos del Norte de Villa Clara el primer edificio que cuente con itinerarios accesibles a todas las zonas de uso público, incluso también a aquéllas reservadas para empleados.

Ignacio García introduce en todos sus proyectos la “Accesibilidad Universal” dentro de su estrategia de “Diseño para todos”, haciendo los entornos, procesos, productos y servicios, así como los objetos o instrumentos, herramientas y dispositivos comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en condiciones de seguridad y comodidad y de la forma más autónoma y natural posible.

Diseño para todos.

En el caso concreto de la casa de Golf Club Buenavista, los arquitectos del estudio español resuelven la accesibilidad a las zonas públicas de los niveles +1,00 y +3,00 desde el acceso principal (motor lobby), al que se accede por una pendiente suave que no supera el 8%. Mientras que en el interior, salvan el desnivel de metros hacia el Subsistema Gastronomía con una plataforma salva-escaleras.

No son los únicos itinerarios propuestos. Hay otro exterior de conexión directa entre el nivel +0,00 y +3,00 (que comunica la zona de terraza para cocktails y celebraciones directamente relacionada con la vivienda del Ingenio con la terraza del restaurante del club en la cota +3,00) a través de una rampa con pendiente del 8% y anchura 1,20 m. La longitud total de la rampa está dividida en dos tramos para mayor comodidad. La meseta cuenta con el espacio necesario para maniobrar con silla de ruedas, que consiste en un círculo de radio 1,50 m como espacio necesario para el giro. La rampa también es apta para aquellas personas no necesariamente usuarias de silla de ruedas, pero con movilidad reducida y mayores.

Aunque no se prevé el uso de las instalaciones de golf por parte de usuarios de silla de ruedas, el interior del edificio en la cota +0,00 es también accesible a través del área de carga y descarga ó a través del portón de entrada y salida de carritos de golf. De esta manera cualquier usuario de silla de ruedas o con movilidad reducida tiene la posibilidad de visitar cómodamente cualquier parte del edificio de la Casa Club. Únicamente serán inaccesibles las zonas destinadas a albergar instalaciones, tales como el cuarto de grupos de presión y cisterna (nivel -3,00), o las zonas de instalaciones de energía solar y unidades condensadoras de refrigerante para aire acondicionado (nivel +6,00 bajo cubierta).

Las zonas públicas de la Casa Club (zona de vestíbulo y tienda de golf, zona de Snack bar, restaurante y salón) cuentan con el correspondiente aseo adaptado a usuarios de silla de ruedas. En el caso del Snack bar y restaurante se ha optado por un aseo adaptado para cada sexo, mientras que en el caso del vestíbulo y tienda de golf se ha optado por un único aseo adaptado que podrá ser compartido por ambos sexos.


PDF Proyecto

Noticias relacionadas | Related news

Los comentarios están cerrados.