Seguridad en el campo de golf

El arquitecto de campos de golf Ignacio García asegura la tranquilidad de los deportistas implantando en sus diseños medidas de seguridad y control de acceso que funcionan, tanto de día, como de noche.

El nuevo diseño de Ignacio García en Dolores, a las afueras de Caibarién, junto a la cayería Norte de Villa Clara, en la Reserva de la Biosfera de Buenavista, en Cuba, estará controlado por sistemas de vídeo-vigilancia con tecnología de redes wireless que permiten observar en todo momento lo que sucede en el interior de las instalaciones como en su entorno inmediato.

El sistema “graba con luz diurna y a oscuras”, ha comentado el arquitecto, “imágenes de alta definición que envía a un servidor central ubicado en el interior de la Casa Club”, sin necesidad de realizar zanjas, ni instalar cables que pueden estropear el área natural del campo de golf.

Las cámaras del sistema son robustas y no tienen partes móviles, ni mecánicas, para que sean capaces de soportar las humedades y temperaturas exteriores extremas y las condiciones atmosféricas adversas sin generar ningún problema.

La seguridad del recinto deportivo contará también con una cerca de seguridad dotada de garitas de control en los dos únicos accesos del campo de golf: vial de entrada principal a Casa Club y vial de servicio y maquinaria para jardineros.

El aspecto exterior de las garitas de control de acceso recuerda a una cabaña y coincide con el de los refugios y el starter del campo de golf.

El interior es suficiente para que un vigilante controle las entradas y salidas de los usuarios y empleados sin que se produzca ningún incidente.


PDF Golf Casa Club

Noticias relacionadas | Related news

Los comentarios están cerrados.