Un campo de golf de alta competición

La idea es hacer un campo de alta competición. El diseño respetará el entorno ecológico natural, con introducción de más fauna y flora.

Según José María cañizares, los campos de golf “son una fórmula de generar empleo”.

José María Cañizares fue una de las máximas figuras del golf español e internacional. En su haber tiene dos copas del mundo y la disputa de otras tantas Ryder Cup. Aún se recuerda su actuación en el Abierto de Suiza de 1978, donde Cañizares hizo los primeros nueve hoyos de la tercera jornada en veintisiete, igualando el récord mundial que estaba establecido entonces. Ahora reside en Sotogrande y conserva ese halo que caracteriza a todos los grandes mitos de este deporte.

Su presencia en el Campo de Gibraltar va a permitir que uno de los campos de golf en proyecto, a cargo del arquitecto de campos de golf Ignacio García, se haga a su gusto: el de Jimena de la Frontera, cuya primera piedra se colocó el pasado día 26 de julio de 2006.

Se trata de un campo de 18 hoyos que se construirá en una finca de 110 hectáreas de suelo urbanizable junto a 1.100 viviendas adosadas, zona comercial y un hotel de 150 habitaciones. La dirección técnica del proyecto urbanístico corre a cargo del ingeniero de caminos Miguel Siloniz, con la asistencia del arquitecto técnico Manuel Benjumea. La finca, propiedad de Las Limas de Gaucín, se encuentra ubicada en un paraje de privilegio, cerca del parque natural de Los Alcornocales.

-Vive usted en Sotogrande, una zona muy golfista y dentro de una provincia donde proliferan los campos de golf…

-Andalucía en general y esta provincia en particular está muy bien servida en infraestructuras de golf. Pero aún queda algo por llegar de la mano del aeropuerto de Gibraltar, que sin duda alguna será una puerta muy importante de cara a la promoción de los campos de golf de la comarca en particular y de la provincia en general. Estoy seguro de que, en diez años, ni los mismos vecinos de Jimena van a reconocer el municipio ya que el contar con un campo de alta competición supondrá un revulsivo turístico de primer orden, todo ello sin que haya una merma de su naturaleza y su entorno.

-¿Cómo será ese campo de golf que ha diseñado una figura de primer orden como usted?

-La idea es hacer un campo de alta competición para dar grandes eventos pero compatibilizándolo con lo comercial, con un handicap alto -la gente que empieza- para que los usuarios se diviertan. Pero yo destacaría del diseño su respeto a lo natural, será un campo lo más ecológico posible con la introducción de más fauna y más vegetación, y fíjese que ya de por sí el entorno de Jimena no puede ser más natural.

-Explique usted por qué la mayoría de alcaldes suspiran por tener un campo de golf en sus municipios.

-Tenga en cuenta que un campo de golf es una fábrica, no es solamente el área que retocas que la vas a embellecer y darle un toque de lujo. Pero es que, además, sólo en la instalación puede haber trabajando un mínimo de 30 personas si nos referimos a un campo normalito, sin grandes pretensiones, pero luego indirectamente se crean muchos puestos de trabajo alrededor de la hostelería. es una forma de dar mucho empleo y generar riqueza, por eso creo que cualquier alcalde lo desea, pues es bueno para su pueblo.

-Permítame que nos alejemos del tema y dígame, ¿el golf nacional no pasa por unos momentos de crisis, con ausencia de grandes figuras?

-Yo creo que no hay déficit de figuras. Lo que le ocurre ahora al golf es similar a lo que pasa en otros deportes, las figuras no salen cada año, puede que cada diez. Hay grandes jugadores, como puede ser Sergio García, con gran futuro. No obstante, creo que al golf se le ha tratado injustamente al encasillarlo como un deporte de élite, de unos cuantos con mucho dinero. Eso no es cierto, pues cualquiera con un sueldo normal puede practicarlo. Es posible que en virtud de ello no contemos con una pléyade constante de figuras. Además, posiblemente los propios medios de comunicación contribuyan a que no se popularice el golf, especialmente la prensa, que en términos generales le dedica muy poco espacio al golf en beneficio de otros deportes considerados de masas.

-¿Pero parece que el golf está perdiendo poco a poco esa aura de ser un deporte de ricos, no?

-Sin duda alguna. Nada tiene que ver el golf actual a cuando yo empecé trabajando de caddie, cuando sólo podía tocar un palo alguien con mucho dinero. Hoy esto ha cambiado, pero tenga en cuenta que cualquier deporte cuesta dinero, piensa en la caza o en el tenis por citar dos de ellos. Hay deportes mucho más caros que el golf, como el esquí y la caza que he citado. No es un deporte elitista, es muy caro comprarse una casa en el campo de golf, pero no lo es practicarlo en comparación con otras actividades deportivas que parecen mucho más populares.


PDF Proyecto

Noticias relacionadas | Related news

Los comentarios están cerrados.