Un templo único

El estudio marbellí IGGA, del arquitecto Ignacio García, es el encargado de construir el templo ortodoxo ruso en Marbella que, según afirma, “es muy especial y no tiene parangón en España”.

Como se puede ver en las imágenes del estudio de Ignacio García, el edificio de la catedral es sumamente singular, aunque no está finalizado porque las prescripciones urbanísticas españolas no han previsto las necesidades propias de esta tipología de centro de culto ortodoxo y “necesitamos hacer concesiones e introducir algunos cambios puntuales en el proyecto para que sus características se adapten y cumplan las condiciones de la parcela”, afirma el arquitecto.

De la misma forma, aún no se ha podido cerrar el presupuesto que será necesario para poder poner en pie esta estructura, aunque todos los cálculos apuntan a que costará alrededor de los cuatro millones de euros que serán financiados en prácticamente su integridad por donaciones privadas.

IGGA-catedral-17

Se espera que de aquí a seis meses el proyecto ya obtenga la licencia de construcción. Mientras, se están llevando a cabo los ajustes urbanísticos, consensuados con los técnicos municipales, y la implantación tipográfica de los edificios en la parcela para avanzar en la redacción del proyecto.

Tal y como afirma Ignacio García, “se ha formalizado el programa del proyecto con espacios amplios, implantando volúmenes edificatorios exentos para el templo y edificios auxiliares, extremo que ya de por sí hace de este lugar de culto algo diferente, porque en otros casos suelen ser compactos y encerrados en sí mismos debido a que disponen de parcelas menores, como la iglesia que se ha construido en Madrid, cuyo terreno tiene poco más de 700 metros cuadrados, o porque el clima es adverso y no lo permite, como ocurre en Siberia”.

Por tal motivo, el Templo Ortodoxo que se va a levantar en el municipio de Marbella está previsto para que tenga mucha vida en el exterior.

Por ello se van a construir zonas ajardinadas destinadas a la contemplación de este centro de culto. “De este modo potenciamos una imagen más agradable del proyecto que se adecúa a las condiciones físicas del lugar y al extraordinario microclima de Marbella, que permite el aprovechamiento y disfrute de las zonas exteriores durante casi todo el año, con muchas horas de sol y pocas precipitaciones”, añade el arquitecto.

Cánones clásicos.

IGGA-catedral-18

El edificio seguirá los cánones clásicos de este tipo de templos. Tendrá cinco cúpulas. Cuatro de ellas son de menor tamaño y vienen a representar a los evangelistas, mientras que la cúpula central, más grande, representa la Gracia de Jesús. El proyecto se contempla con un centro cultural y social anexo para la comunidad ortodoxa, que incluye la vivienda del sacerdote que atenderá la iglesia y salas para catequesis y reuniones.

Las necesidades de la Fundación Iniciativa Ortodoxa son claras y así las han asumido en el estudio de arquitectura IGGA, pero a pesar de que cuenta con el equipamiento propio de una edificación religiosa, no se ha empleado la totalidad de los metros cuadrados de techo permitidos en esta parcela, que es el doble de su superficie. El proyecto consta de un edificio central, que es la catedral, rodeada de un deambulatorio (espacio que rodea la zona central) en donde se situarán los edificios auxiliares de menor altura.

El Templo Ortodoxo Ruso podría estar listo en dos años.

Cada vez más cerca. La construcción del Templo Ortodoxo Ruso ha dado un nuevo paso con la firma de un acuerdo entre la Fundación Iniciativa Ortodoxa, con el apoyo de la Iglesia Ortodoxa del Patriarcado de Moscú, y el Ayuntamiento de Marbella por el cual el Consistorio cede una parcela de unos 2.500 metros cuadrados en la zona de La Pepina, en Nueva Andalucía.

El acto de la cesión del terreno estuvo protagonizado por la alcaldesa, Ángeles Muñoz, y el arcipreste de la comunidad ortodoxa de Marbella y presidente de la Fundación Iniciativa Ortodoxa, padre Dmitry Osipenko. La regidora explicó que, al ser una fundación sin ánimo de lucro, el Consistorio no exigirá el pago del canon, aunque el edificio tendrá que adecuarse a la normativa urbanística. Ambos coincidieron en que este proyecto estrechará más la unión entre Rusia y el municipio.

Conseguir financiación.

La Fundación Iniciativa Ortodoxa lleva ya cierto tiempo organizando iniciativas para conseguir donativos con los que poner en marcha, y culminar, la construcción de este templo.

Ahora con los planos de la iglesia prácticamente finalizados, IGGA está realizando un vídeo de presentación de la parcela y del proyecto que mostrará las imágenes tridimensionales renderizadas en 3D de la catedral y edificios auxiliares junto con las imágenes aéreas reales del emplazamiento y su entorno inmediato que se han rodado en vídeo con un hexacopter (un aparato volador para grabar y realizar captaciones).

La conjunción de ambas imágenes permitirá que el vídeo gane en realismo, haciendo posible que los fieles y benefactores del proyecto en España y, sobre todo, en Rusia puedan contemplar una recreación del proyecto y de la parcela en alta definición antes de que iniciemos la construcción, explica Ignacio García.

Sin contar con que, tal y como afirmaba el arcipreste Dmitry, “no solo va a representar un equipamiento importante para los ortodoxos residentes en Marbella, sino también un atractivo que va a destacar a la ciudad en la Costa del Sol”.


PDF Prensa Proyecto Web

Noticias relacionadas | Related news

Los comentarios están cerrados.