Ignacio García inicia el ajuste urbanístico del proyecto

Marbella contará con una nueva catedral ortodoxa. En superficie ocupará la mitad que la catedral de la Almudena de Madrid y será el templo más grande de España de la confesión ortodoxa.

El templo ortodoxo estará entre San Pedro de Alcántara y Puerto Banús y ocupará una parcela de más de 2.500 metros cuadrados (la mitad que la catedral madrileña de La Almudena), unos terrenos cedidos por el ayuntamiento local. La alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, y el arcipreste de la comunidad ortodoxa de Marbella y presidente de la Fundación Iniciativa Ortodoxa, Dmitry Osipenko, firmaban hace unas semanas un acuerdo para impulsar la construcción de esta gran iglesia, que será la mayor de España de este credo.

Está previsto que la primera piedra que simboliza el arranque de las obras se ponga el 19 de mayo, el mismo día que Madrid celebrará la inauguración de su propia catedral. Y si todo sigue según lo previsto, en dos años la comunidad ortodoxa malagueña podrá orar entre unas paredes que respirarán toda la tradición de su fe. El templo se levantará basándose en los elementos estéticos y decorativos rusos.

Ignacio García, el arquitecto que firmará la obra, cuenta que ahora están en el proceso de ajuste urbanístico con los técnicos municipales para adaptar el proyecto a la normativa vigente en la parcela en la que se levantará el templo. El principal escollo: las alturas.

Para el diseño del templo, el estudio de arquitectura español contará con el apoyo de especialistas rusos, que en su momento vendrán desde Rusia (es el caso de los artistas que pintarán los murales con las representaciones de la vida de los apóstoles). Y aunque el diseño final no está totalmente aprobado, Ignacio García habla de un templo en el que prima la forma octogonal (símbolo de la forma del mundo), con una planta cruciforme sobre la que se levantan cinco cúpulas. Cuatro de ellas, las de menor tamaño representan a los evangelistas, mientras que la cúpula central, la mayor, y situada sobre el altar, simboliza la Gracia de Jesús.

Centro de encuentro.

IGGA-catedral-14

Y como en la catedral de Madrid, el proyecto es mucho más que la mera construcción de una iglesia. Entre otros equipamientos, el recinto también contará con salas de conferencias, aulas para dar clases, un teatro para niños y varias residencias.

En este sentido, tanto Dmitry Osipenko como la regidora marbellí señalaban que la iglesia será un atractivo más para la localidad andaluza.

Se estima que la inversión necesaria oscilará entre los tres y cuatro millones de euros, un capital que se gestionará desde la Fundación que dirige Osipenko promovida por el Patriarcado de Moscú para sacar adelante el proyecto.

El dinero vendrá principalmente de los fondos privados de la pujante comunidad rusa de Marbella y su entorno y de empresas privadas.

Tercer templo en España.

El templo de la costa andaluza será el tercero en España tras la iglesia del Arcángel San Miguel, en Altea, Alicante, y el que se inaugurará estos días en Madrid. Son una señal clara del crecimiento de la comunidad ortodoxa en España cuyas comunidades ven como poco a poco dejan los garajes y pequeños locales donde celebraban su fe, para pasar a auténticas catedrales.


PDF Prensa Proyecto Web

Noticias relacionadas | Related news

Los comentarios están cerrados.