Interview with Ignacio García

Designer of ecological golf courses.

Ignacio García, creator of modern and environmentally friendly golf courses, answered questions asked by Mexican journalist Priscila Hernández Flores, winner of the 2009 King of Spain international journalism award, and told us about one of his works in the largest island in the Antilles.

García is known for being the author of the first ecological golf course in Cuba in the last 60 years or more, a magnificent golf design not associated with real estate development on the island that only promotes the practice of sport with the utmost respect for the environment.

0.IGGA-cuba-red-41

Ecological Golf Course, Dolores, Caibarién, Cuba. 3D image | Copyright © 2010 Ignacio García – All rights reserved.

 

P: ¿Podría darnos datos generales del campo de golf como extensión, ubicación, hoyos, particularidades específicas?

Ubicación

R: El campo de golf se situará a unos 350 kilómetros de La Habana, en la provincia de Villa Clara, al este de Santa Clara; a 45 kilómetros del polo turístico emergente de mayor proyección internacional de Cuba, Cayos de Villa Clara, un entorno natural con excelentes playas y una buena infraestructura en cuanto a confort y facilidades; a 15 kilómetros del municipio de Caibarién y de la bahía Buena Vista, espacio natural protegido declarado por UNESCO Reserva de la Biosfera; y a un paso del poblado rural de Dolores.

Emplazamiento

R: El emplazamiento del campo de golf es colindante con el terreno que ocupa la ruina del Ingenio Azucarero Dolores. No tiene visuales hacia el mar y los terrenos son llanos, con muy poca pendiente, están degradados y son poco fértiles debido a la cercanía del mar. El suelo se encuentra en estado de abandono, con tendencia a inundarse debido a su escasa capacidad de drenaje pluvial, e inmerso en procesos severos de erosión y escorrentía incontrolada de aguas pluviales. Una parte del terreno sirve como laguna de oxidación de aguas fecales, con un espejo de agua de 12.828 metros cuadrados, prevista para tratar las aguas residuales de la ESBEC «Coronela María Escobar Laredo»y del grupo de viviendas del pueblo de DoloresEn tiempos coloniales fueron terrenos ganaderos y agrícolas vinculados a la industria azucarera; en el presente, es tierra baldía e inundable.

Extensión y hoyos

R: El campo de golf consta de 18 hoyos repartidos en una superficie de 800.000 metros cuadrados, es decir 80 hectáreas de superficie, como unos 80 campos de fútbol. De esas 80 hectáreas de ocupación, 120.000 metros cuadrados son láminas de agua, por lo que dieciséis de dieciocho hoyos se encuentran rodeados por canales y lagunas artificiales de agua, que servirán de refugio a la avifauna endémica y migratoria, y cuya construcción aportará la tierra suficiente para construir el campo de golf por encima del terreno inundable, resolviendo los problemas de drenaje que existen en el terreno.

Particularidades específicas

R: Este campo de golf no se diseñó al amparo de un desarrollo inmobiliario, ni para formar parte de él. Es el primer diseño de campo de golf ecológico en Cuba en los últimos 60 años o más y, probablemente, continuará siendo el único campo de golf no asociado al desarrollo inmobiliario en la isla y que únicamente promueve la práctica del deporte con el máximo respeto al medio ambiente.

0.IGGA-cuba-red-44

 

El diseño tiene fairways muy amplios, de estilo americano; tarjeta par 72, con más de 6.800 metros de longitud medidos desde el tee de salida profesional y con dos hoyos par 3 y dos hoyos muy largos par 5 en cada uno de los dos recorridos de 9 hoyos del campo de golf. El trazado del recorrido de juego contará con paisajes autóctonos que deleitarán a los jugadores más amantes de la naturaleza yofrecerá al jugador una gran variedad de juego y estrategias, conjugando el diseño clásico de calles anchas con arboleda y greens amplios poco protegidos, y el diseño retador de greens con trampas de arena o bunkers. El diseño sigue las normas USGA para que, una vez construido, forme parte de los mejores campos de golf de El Caribe y para que albergue en él cualquier tipo de competición de nivel internacional (Championship Golf Course).

La dificultad del juego está pensada para todos. Tendrá distintos tees de salidas, o plataformas elevadas de salida, en cada hoyo y para cada sexo que van a satisfacer las expectativas de todos los golfistas, desde el jugador profesional hasta el amateur; los tees de salida más próximos a la bandera facilitarán el juego a los jugadores noveles con menor pegada,reduciendo la longitud y dificultad de los hoyos. Y los tees más alejados de la bandera serán el punto de partida del recorrido de mayor dificultad, ideal para jugadores profesionales.

La academia de prácticas ocupa una superficie de cuatro hectáreas y cuenta con un fabuloso campo de prácticas de 350 metros de longitudy 100 metros de ancho, dotado de tees de práctica con hierba natural y tees cubiertos, necesarios en destinos caribeños como éste donde el jugador debe protegerse del sol en las horas más expuestas del día. Además, incluye una zona de approach con bunkers de práctica y otra zona con doble putting green a la salida de los hoyos 1 y 10, llegada de los hoyos 9 y 18, y a un paso de la Casa Club, diseñada también por mí.

 

P: ¿Cómo podemos entender el concepto de campo de Golf ecológico?

R: Lamentablemente, no todos los campos de golf que se diseñan y construyen son ecológicos. Sin embargo, los que se diseñan, construyen y gestionan sosteniblemente y proporcionan valores positivos para la sociedad y el medio ambiente, son campos de golf ecológicos.

Un campo de golf ecológico es un lugar protegido y reserva de biodiversidad. El interés medioambiental, social y hasta educativo de un campo de golf ecológico es incuestionable, especialmente cuando se diseña, construye y gestiona con criterios de respeto y potenciación de los valores naturales y de conservación del patrimonio, incluido su alto interés económico dentro del sector turístico y de ocio y como yacimiento creciente de oferta laboral.

Muchos campos de golf en el Reino Unido y Escocia, cuna del golf, están declarados lugar de especial interés científico y se encentran protegidos por «Nature Conservancy Councial». Además en EE.UU. han declarado los campos de golf Reservas de Biodiversidad, a través del Gobierno Federal y de la «Audubon Society» creadora del proyecto «Sanctuary Program for Golf Courses».

Para entender el concepto de campo de golf ecológico hay que conocer las funciones ecológicas que tiene un campo de golf de estas características. Solamente mencionaré algunas:

 

El campo de golf ecológico crea numerosos ecotonos.

R: El campo de golf ecológico crea numerosos ecotonos, como son las lagunas utilizadas como reservas de agua, canales de drenaje, zonas húmedas y encharcadas, obstáculos del campo, trampas de arena, zonas de rough, arbustos, setos, bosquetes, praderas. Todos estas fragmentaciones del paisaje en diferentes zonas del campo de golf aportan, por su discontinuidad y variación, un efecto de borde entre el campo de golf y las áreas colindantes; promueven el aumento de la biodiversidad en los campos de golf, y generan el incremento de las aves acuáticas, tanto invernales como estacionarias, especies migratorias, anfibios, reptiles, e insectos, entre otros.

 

El campo de golf ecológico es un gran aliado contra el fuego.

R: El campo de golf es un gran aliado para combatir los incendios forestales. Y en los límites del medio rural es, posiblemente, el mejor cortafuegos, aportando seguridad frente a los incendios forestales. Su papel como área cortafuegos en los límites del medio rural es único protegiendo nuestras vidas y bienes materiales. Las urbanizaciones situadas dentro y en los alrededores del campo de golf tienen un valor añadido porque garantizan la seguridad de sus vecinos frente a los incendios forestales.

 

 

Además, el campo de golf ecológico es un cortafuegos con menor impacto sobre el medio ambiente. Funciona mejor que las áreas cortafuegos tradicionales y las fajas auxiliares y con un impacto sobre el medio ambiente que es muchísimo menor. Las áreas cortafuegos tradicionales, como fajas cortafuegos, son para muchos ecologistas de dudosa eficacia para detener el avance del fuego y las de mayor impacto sobre el medio ambiente. Su impacto paisajístico es negativo y sus efectos erosivos todavía más negativos, ya que se construyen eliminando toda la vegetación en una franja de terreno y siguiendo líneas de máxima pendiente.

Las masas monoespecíficas de repoblación son una alternativa a las fajas cortafuegos tradicionales pero producen también un impacto ambiental considerable. La realización de claras que disminuyen la densidad y la progresiva introducción de frondosas autóctonas generan discontinuidades en la vegetación y la limpieza indiscriminada de matorral y monte bajo reducen la biodiversidad de los ecosistemas. Solo deberían realizarse de manera selectiva en las áreas cortafuegos y restringirse a los márgenes de las infraestructuras lineales, como carreteras, líneas férreas y pistas forestales.

Las fajas auxiliares que se realizan en los márgenes de infraestructuras lineales disminuyen el riesgo de inicio de incendios y generan menor impacto en el medio ambiente que las áreas cortafuegos tradicionales. Pero la apertura de nuevas pistas forestales no está justificada en todos los casos, ni evaluados los daños al ecosistema, porque no siempre se someten a la evaluación de impacto ambiental. Además, muchos de los incendios se inician junto a las pistas forestales y caminos, porque facilitan el acceso a los montes a los medios de extinción como a los incendiarios.

Otra de las ventajas del campo de golf ecológico como cortafuegos es que tiene depósitos de agua para extinción de incendios. El campo de golf suele tener uno o varios depósitos de agua, bien situados y accesibles incluso desde el aire para las brigadas aéreas de extinción de incendios, que sirven también como refugio para la avifauna. Me refiero a los lagos del campo de golf. Tanto los lagos como el sistema de riego del campo de golf se utilizan como un sistema contra incendios en caso de emergencia y cuando es necesario refrescar la atmósfera para evitar la propagación del incendio. 

También, la morfología del campo de golf ecológico es un gran aliado contra el fuego. Las calles de juego longitudinales paralelas a grupos de casas, con una anchura igual o mayor que las áreas cortafuegos tradicionales y sembradas de un césped limpio, sin matorral y bien cuidado, que no sirve de combustible para el fuego pero controla la erosión y estabiliza el suelo, convierten al campo de golf ecológico en una barrera física muy eficiente contra el fuego.

 

El campo de golf ecológico combate el efecto invernadero.

R: Los lagos de los campos de golf ecológicos absorben hasta 50 veces más CO2 de la atmósfera que los bosques. Respecto a uno de los grandes problemas medioambientales que afecta a la totalidad del planeta: «El efecto invernadero y cambio climático», los campos de golf están contribuyendo favorablemente a retirar una gran cantidad de CO2 de la atmósfera. La vegetación propia de sus instalaciones, que incluye buenas masas de arbolado, hace posible la función fotosintética. Pero, también por la eficiente fijación del principal gas invernadero llevada a cabo en las balsas y lagunas de agua, como las utilizadas en los campos de golf, que representa una absorción entre 25 a 50 veces superior a la absorción realizada por los bosques, según demuestran los estudios recientes sobre lagunas artificiales en superficies agrícolas, realizados por la Universidad de Iowa, en EEUU, con la colaboración del CSIC de España.

 

El campo de golf ecológico controla la erosión y promueve la recuperación del paisaje.

R: A través de la vegetación, de la colonización por la fauna y flora, y de la revaloración económica y social del suelo, el campo de golf ecológico controla la erosión y recupera el paisaje. Cuando el diseño topográfico del campo de golf se realiza con un criterio conservador de la topografía y geomorfología del relieve natural como sucede al diseñar un campo de golf ecológico, la implantación de corredores de céspedes y zonas de hierbas altas y matorral, así como la replantación de arbolado en zonas yermas, favorece el control de la erosión, en cualquier tipo de clima, y actúa como barrera de los procesos de desertización.

 

El campo de golf ecológico es un gran reservorio de flora y fauna.

R: Santuario de biodiversidad. Los campos de golf ecológicos representan un importante reservorio para la flora y fauna autóctonas y de paso.

 

 

El campo de golf ecológico proporciona la recarga de las aguas subterráneas y favorece el proceso de depuración natural.

R: La reutilización de las aguas residuales para el riego supone una importante función de sanidad ambiental. Esta función de sanidad ambiental facilita la retención de los contaminantes. Los suelos y vegetación del campo de golf, se convierten en un eficaz sistema natural de recarga de las aguas subterráneas y, al mismo tiempo, de proceso de depuración natural y barrera para que dichas aguas contaminadas no lleguen a alcanzar los acuíferos utilizados para riego y consumo de agua potable.

 

El campo de golf ecológico es un vector de educación ambiental.

R: Un campo de golf ecológico contribuye a sensibilizar a la sociedad en la importancia de defender la diversidad biológica, promoviendo la práctica del deporte en contacto con la naturaleza, la educación ambiental y la ecología para niños.

 

P: ¿Cuáles son los elementos técnicos y de innovación a destacar de este campo de golf?

R: La mayoría de los elementos técnicos del campo de golf fueron también, por su novedad, elementos de innovación en Cuba. Las innovaciones técnicas que aporta este campo de golf ecológico deslumbraron a ingenieros cubanos. Los especialistas en riego tuvieron la oportunidad de ver y tocar por primera vez el aspersor o la central meteorológica del sistema de riego inteligente de última generación del campo de golf y ver cómo reduce el consumo de agua de riego. Los especialistas en ingeniería eléctrica comprobaron el éxito de las medidas de eficiencia energética propuestas en esta inversión, como el uso de buggies o coches de golf eléctricos en el campo de golf.

 

 

En el ámbito humano y social, el diseño del campo de golf ecológico también fue capaz de sorprender a los arquitectos especialistas cubanos de la unidad técnica de inversiones turísticas, cuando descubrieron con entusiasmo las medidas de eliminación de barreras arquitectónicas en el campo de golf y Casa Club propuestas en este proyecto y su conveniencia para garantizar la accesibilidad universal, es decir de todos, incluido los usuarios que sufran algún grado de minusvalía o discapacidad.

Podríamos decir que este campo de golf ecológico fue una referencia en Cuba para muchos en el diseño de los campos de golf,un sector que la isla estaba empezando a explotar como recurso turístico.Me pidieron que diseñara el primer campo de golf en 60 años en esta isla. Sin embargo, mi trabajo no sólo se centró en realizar el diseño y los planos, las ideas conceptuales y el proyecto ejecutivo de arquitectura, sino que formé a técnicos cubanos para que conozcan los entresijos de estas infraestructuras. Con el paso de los años, este legado se ha hecho un hueco importante en Cuba y ya es referencia bibliográfica del primer Programa Nacional de Campos de Golf en Cuba; un programa maestro que establece los planes de estudio y programas, dirigidos a diferentes perfiles profesionales de golf, con los que se formará a los trabajadores cubanos encargados de dirigir y mantener los campos de golf que se van a construir en Cuba.

La autora y coordinadora del Programa Nacional de Campos de Golf en Cuba, Msc. Marta Fredesvinda Martínez Rodríguez, aseguró que hay tres proyectos destacados entre todos los destinos de golf previstos en Cuba: «Carbonera a solo 15 kilómetros de Varadero, por el grupo Empresarial Extrahotelero Palmares de Cuba y la compañía británica Havana Resorts Ltd. los cuales han acordado la construcción de un campo de golf de 18 hoyos, asociado al desarrollo inmobiliario; así como en la zona de Bellomonte, al este de La Habana, la firma Beijing Enterprises Holdings Limited proyecta, junto al grupo cubano Palmares, la construcción de campo de golf e inmobiliaria. (Hernández, 2015). Por otro lado, en el centro del país, en Dolores cercano a la ciudad de Caibarién, el Golf Club Buenavista que constará de 18 hoyos; el estudio de arquitectura marbellí IGGA, Ignacio García Golf Arquitectura, ha sido elegido para llevar a cabo esta empresa y el Grupo de Turismo Gaviota, S. A. de Cuba.»

 

To be continue …

Due to the length of the interview, we will disseminate its full content in various press releases.


Privacy Policy Contact Subscription  IGGA Portfolio IGGA Magazine IGGA Group Twitter Facebook Google+ Blogger

Noticias relacionadas | Related news

Comments are closed.